Lupe

Conoce un poco más a los profes del Obrador


Lupe es profe de los más peques y del Método Feldenkrais 
en Obrador de Moviments, además nos emociona siempre que nos cuenta cuentos o relata historias. Esta vez nos explica cómo se ha iniciado en el estudio del movimiento y la somática. Esperamos que disfrutéis de la entrevista tanto como nosotros!

Lupe, cuéntanos sobre tus inicios…

Tengo muchos inicios:
Es la imagen mas lejana de infancia que tengo, tal vez la primera, yo bailando en la sala de la casa de mis abuelitos con mi tía, girando la cadera de un lado al otro y yendo al suelo, abajo y arriba, al ritmo de un disco de vinilo de rock and roll de los 60. Hasta la fecha de hoy este es un recuerdo con mucho espacio, lleno de fuerza y alegría de vivir.

He trabajado varios años con bebés y he tenido la fortuna de ver a bebes muy diferentes, muchas veces he presenciado sus primeros bailes, es de una belleza muy poderosa ese momento en que sus cuerpos escuchan la música y, simplemente, bailan. En algunos su mirada se concentra y se balancean de un lado a otro, otros dan saltitos desde su pelvis, cada quien baila desde lo que es de manera poderosa y natural.

A los 11 años participé en un congreso para niños a nivel nacional en México, yo practicaba regularmente gimnasia rítmica, y escribí un texto sobre lo que yo sentía al moverme, sentía lo mismo que sigo sintiendo ahora, sentía al moverme el placer de la vibración y el movimiento de la música dentro de mi.

A los 19 años empecé a formarme como actriz profesional en la Escuela Nacional de Arte Teatral, y como parte de mi formación practiqué por cuatro años: Eutonía, Técnica Alexander, Laban, y Método Feldenkrais, todas ellas son técnicas de movimiento de enfoque somático, esta experiencia me llevó a experimentar el movimiento de manera profunda.

Algunos años después tuve la suerte de aprender sobre danzas tradicionales mexicanas, aprendí por un lado son jarocho, una música tradicional mexicana de naturaleza colectiva, se practica en ambientes rurales, me enriqueció mucho sobre el aprendizaje del diálogo y la escucha.

Practiqué también una danza ancestral llamada la danza de la Tierra, durante 5 años, esta experiencia me aportó un gran aprendizaje sobre los límites de resistencia del cuerpo humano, de la posibilidad transformadora y creativa de la mente y las emociones.

Mi formación como profesional del Método Feldenkrais, me regaló la oportunidad de entender profundamente el aprendizaje a través del movimiento, y el valor transformador del aprendizaje y del valor de ser profesora de una misma.

Finalmente mi experiencia con el Teatro de los Sentidos y su metodología, me ha llevado profundizar en la escucha, la cual es fundamental en cualquier trabajo artístico.

¿En qué te apoyas a la hora de enfocar tus clases?

Me apoyo en mi propia experiencia somática como artista y como profesional del movimiento, me centro en la persona, en su necesidad y la posibilidad de abrir el espacio para que desarrolle su potencial en un contexto grupal.

Confío en la escucha y la paciencia, y en la importancia de elegir, construir, y delimitar los espacios de libertad de manera creativa y diversa, confío también en la particularidad. Creo que la alegría es un contexto fundamental para el aprendizaje. Tengo formación profesional en el movimiento, experiencia, pero mi práctica como profesora y como artista me dice que no hay fórmulas.

En las clases busco generar espacios, experiencias y condiciones para que el movimiento de las personas suceda en la conexión consigo mismas, mi trabajo se parece más a una danza que a un método. Me apoyo también en mis experiencias anteriores, si estas son pertinentes, pero la parte central es el potencial y las necesidades de cada persona en el tiempo presente.

¿Qué es lo que más disfrutas de las clases?

En cada clase se abre la posibilidad de aprender para todas las personas que participamos, y de descubrir que somos las mejores maestras de nosotras mismas, cada descubrimiento en una clase es un tesoro personal que brilla para todas: Somos espejos.

¿Qué significa para ti colaborar en el Obrador?

El Obrador de Moviments es la única escuela de danza y movimiento de enfoque somático en Barcelona, y esto hay que decirlo fuerte, claro, con mucho orgullo y mucha alegría sobre lo que significa trabajar aquí. El enfoque somático es un enfoque que continuará creciendo, es una vanguardia no solo en el ámbito del movimiento si no en el conocimiento en general, abre una gran cantidad de puertas de investigación.

Para mí el obrador es un oasis, un espacio donde desarrollar no solo una práctica si no también un espacio para aprender y generar procesos de conocimiento a través del movimiento.