Foto Entrevista Marta

Conoce un poco más a los profes del Obrador

 

Foto entrevista MartaMarta es profesora acreditada del Método Feldenkrais e imparte clases en Obrador de Moviments.
Es a través de la música como comenzó a investigar su relación con el cuerpo en movimiento, pero dejemos que ella misma nos lo explique…

¿Cuál fue tu primer contacto con el Método Feldenkrais?
Vengo del mundo de la música, me he formado como pianista. Hice mis estudios en el conservatorio y después en el extranjero.
Durante mi formación sentí en diferentes momentos como me encallaba. Sentía que quería progresar pero encontraba limitaciones que no tenían respuesta en mis clases.
A partir de cierto momento empecé a sentir que necesitaba hacer un trabajo corporal, que incluyera todo mi cuerpo al hacer música, algo que hechaba de menos en mi formación musical. Mi visión de un trabajo corporal era en esos momentos estrictamente utilitaria.

Cuando estuve en el extranjero, conviviendo con gente de todo el mundo, compartí esta inquietud y allí escuché hablar del Método Feldenkrais por primera vez. En España todavía no era muy conocido, aunque había profesores formados fuera.

Cuando volví a Barcelona estuve buscando y me puse a practicar clases semanales de ATM con Monique Van der Worts.  Enseguida me dí cuenta de que había encontrado algo significativo para mi y empecé a practicar regularmente. Al poco tiempo comencé la formación.

¿Qué es lo que más disfrutas de las clases?
En la clase de ATM del Método Feldenkrais, el profesor da unas consignas de movimiento, y los alumnos las interpretan y se mueven. A partir de la exploración personal llegan a comprender mejor cómo hacen lo que hacen y pueden llegar a  maneras nuevas de organizarse.

Para mí es muy interesante observar la infinidad de maneras que hay de hacer una misma cosa, comprender las múltiples organizaciones posibles, sentir cómo hemos llegado cada uno de nosotros a movernos de una manera propia. Observar tambien qué efecto tiene en nosotros nuestra atención, la manera como ella està sujeta también costumbres y cómo se puede ampliar.

Es interesante ver como cada uno inicia un proceso personal de autoconocimiento, que nos lleva a sentir aspectos en nosotros que pueden funcionar más “a favor” de la vida, y que nos van a  permitir ir más allá de nuestros ‘límites’.

¿Con qué otra disciplina has complementado tu formación?
Después de mi formación musical, el Método Feldenkrais me ha ayudado a entender todo como movimiento. He podido descubrir hasta qué punto es algo esencial en cada uno de nosotros, y cómo yo estaba limitada y reducida, superando la idea utilitaria de la que hablaba antes. No me siento tanto como alguien que necesita que su ‘cuerpo’ haga esto o aquello, sino como alguien que se mueve.

Con el Método Feldenkrais he podido abrir un espacio de trabajo más global a nivel personal. Un espacio donde el movimiento, la música y todo mi ser funcionan juntos y de una manera orgánica. Y que me permite seguir explorando y aprendiendo.

¿Qué significa para ti colaborar en el Obrador?
Significa participar en un proyecto que es coherente con todo esto. Que trabaja con el movimiento, pero no sólo desde la estética, sino que lo entiende desde la persona a nivel global, y tiene en cuenta también las propias sensaciones en cada momento.

Para mí, Obrador de Moviments es un proyecto a largo plazo, dentro de una ciudad donde esta visión es bastante nueva.

Los enfoques somáticos son multidimensionales, son a la vez artísticos, terapéuticos, de crecimiento …. un proyecto que entiende esto es muy valioso y acorde con lo que pienso.